domingo, 11 de marzo de 2012

.FENOMENOLOGÍA DE LOS ANTISISTEMA: INTRODUCCIÓN..

. 
El País publica un editorial en fecha 11 de marzo de 2012, con un titular ya conocido “Frustración Juvenil” en el que desarrolla unas importantes declaraciones, por su evidencia, entre otras :
-que el desempleo y  precariedad laboral que sufren los jóvenes españoles son síntomas de un fracaso colectivo .
-que la falta de perspectivas laborales junto con la crisis y recesión  agudizan el drama español hasta extremos insostenibles.
-que una gran mayoría de jóvenes  perciben inalcanzable un empleo que  roce los mil euros
-que la tasa de paro juvenil ha escalado  un ritmo acelerado en los últimos cinco años hasta el 49,9%, lo que supone duplicar la media de la Unión Europea..
-que la ausencia de políticas activas de empleo y los insuficientes intentos de modificar los patrones de crecimiento se han venido a unir a una crisis económica devastadora en términos de desempleo.
-que el empobrecimiento general de la población con el recorte masivo de ingresos está perjudicando de manera inmisericorde a los más jóvenes.
-que el 89% de la población española considera que la situación económica es mala o muy mala, lo que marca un récord de pesimismo que es un lastre para el sistema..
-que  300.000 jóvenes españoles  habrían emigrado desde el inicio de la crisis, dilapidando así el beneficio que España puso a su alcance y que esa  falta de perspectivas se convertirá en  un peligroso caldo de cultivo para el conflicto social.
Esa frustración podría explicar la presencia de la Indignación masiva de jóvenes , desde su estado festivo al violento más radical,que se observa de manera global en el mundo ,al menos en las ciudades en crisis, y singularmente en el ámbito de algunas ciudades españolas por encima de los cien mil habitantes ,capaces de movilizar a masas de estudiantes y parados juveniles, junto con emigrantes ,empujados/apoyados por la izquierda radical y anarquista, auténtico nicho de aquellos indignados.
Esa frustración ha conducido a una violencia estructural en la medida  que esas situaciones anteriormente citadas producen daño en la satisfacción de necesidades básicas de los jóvenes como resultado de un proceso ,mas o menos largo, de estratificación social, lo que significa la existencia de un conflicto en el uso de los recursos materiales y sociales ,por parte de unos frente a otros.
¿Y de qué necesidades básicas hablamos entre  los jóvenes?.La respuesta a esta cuestión nos la da Maslow en su Pirámide , que como es sabido se estructuran en diferentes planos y alturas , situando en la base las Fisiologicas ,que implican respirar, alimentarse ,descansar, sexo  y salud ,seguidas por aquellas que hacen referencia a la Seguridad,  que expresa empleo, familia, salud, física y propiedad privada; Afiliación sería el tercer plano, que contiene valores como amistad y afecto ; el cuarto plano lo contempla el Reconocimiento, que enreda conceptos como autoestima ,confianza ,respeto, éxito; y por último, Autorrealización, que conlleva creatividad ,espontaneidad, libertad individual ,falta de prejuicios, aceptación de hechos, y solución de problemas.
De otro lado Johan Galtung, matemático y sociólogo noruego nos remite a su celebrado triángulo de la violencia, situando en los vértices de la base a dos violencias , la cultural y estructural, que las define como invisibles , y en la cúspide o vértice superior del triángulo la violencia directa, que afirma, con rotundidad , su visibilidad, característica esencial que la diferencia de las otras dos, y con un peso insignificante respecto de aquellas ubicadas en la base del triángulo, aunque es el resultado de la acción/omisión de las mismas
Cuando J.Galtung escribe sobre violencia estructural lo hace para poner en evidencia que aquella frustración juvenil viene desarbolada por la presencia/ausencia de estímulos que satisfagan necesidades , las más básicas de todas , aquellas que se colocan en los planos inferiores de la pirámide de Maslow ,referentes a las necesidades vitales o fisiológicas y aquellas se sostienen en el terreno de la seguridad personal, familiar, laboral,  asistencia medico-farmacéutica y hospitalaria..
Y en este orden si cruzamos la frustración juvenil editada en cabecera por el  diario El País  con  las necesidades planteadas por  Maslow en su pirámide y mezclamos las mismas   con las violencias que propone  Johan Galtung en su triángulo de visibilidad e invisibilidad  ,  las resultantes podrías ser catastróficas en el orden social/político hasta el punto de producir desencuentros que perturben a la ciudadanía y dé lugar a enfrentamiento como en algunos espacios urbanos está ocurriendo ,entre otras:
-que una de las partes ,la juventud en sus diversas manifestaciones , estudiantiles, desfavorecidos, marginados, empobrecidos, tribus urbanas reivindicativas, radicales, etc, se levanten  y empiecen  a replicar en la calle sus demandas en orden a requerir/urgir la  satisfacción de sus  necesidades básicas e imprescindibles.
-que otra de las partes , el capitalismo, representado por entidades financieras ,banca ,empresarios y Gobiernos que los sustentan ,desoyan aquellas demandas  básicas e imprescindibles y se hagan sordos de solemnidad ,sin afrontar los problemas de este orden.
-que en el conflicto se inicie una mecha , cualquiera que fuere ,pero suficiente para prenderla entre aquellos colectivos juveniles  que  reclaman la satisfacción de sus necesidades y que viven en una   continua situación frustrante.
-que la otra parte, dueña de los medios de producción ,recursos, y de aquellos Gobiernos que sostienen al capitalismo salvaje ,se vuelvan más egoistas ,conservadores ,intransigentes, intolerantes  e insolidarios con aquellos jóvenes ,los más débiles y desfavorecidos de la sociedad y que esta parte sea la que lance/empuje  a fuerzas de seguridad para afrontar las urgencias de insatisfacciones incumplidas y deseadas por la mayoría de una juventud frustrada.
Y es bien sabido que una inmensidad de jóvenes de cualquier condición y naturaleza ,aparte de no ver logradas  las necesidades básicas que se mueven entre  las vitales y de seguridad , no son capaces de tocar aquellas necesidades situadas en  niveles superiores e intermedios como es el caso de logro de autoestima ,confianza ,respeto y éxito, y más, aquellas necesidades que se desplazan en los terrenos de la autoafirmación ,que implican creatividad, ausencia de prejuicios ,aceptación de hechos y solución de problemas a nivel individual.
Y en la medida de que se busque o pretenda la felicidad , objetivo a cumplir por todas las partes en el conflicto, jóvenes antisistema  y capitalismo neoliberal , deberían indagar la solución más favorable en el conflicto que está presente en la calle , a fin de  evitar confrontaciones  , aportando , una y otra parte , en la medida que pudieran, la pretensión de logro de que impere entre ellos la verdad y el juego limpio ,la justicia y bondad  ,el sentido lúdico y  búsqueda de lo significativo .

Dr. Julio de Antón

Director del Observatorio
de los Antisistema