lunes, 20 de enero de 2014

Julio de Anton presenta su libro

Edición del Lunes, 20-Ene-14
ESTAS EN: EL FARO DE CEUTA  CULTURA  DE ANTÓN O LA HISTORIA EJEMPLAR DE LA POLICÍA

De Antón o la historia ejemplar de la Policía

ImprimirPDF
alt
El antiguo director general de Seguridad de Ceuta presentó libro Con maestría no exenta de una admirable manifestación de categoría humana y ejemplo de superación –"Buenas noches, disculpen si me quedo en ocasiones parado al hablar pero combato un tumor cerebral que voy superando gracias a Dios y a mi tesón", aseguró–, el histórico policía Julio de Antón López presentó ante el numeroso auditorio que asistió a la cita, celebrada en la flamante Biblioteca Pública del Estado, su nuevo libro, que bajo el título Policía Española: Historia resumida (1782-2000) "llena un vacío en el estudio de la creación, evolución y organización de una de las instituciones más antiguas del país", tal y como señaló José Antonio Alarcón, director del centro y maestro de ceremonias de la presentación.
Tras saludar a la consejera de Educación, Cultura y Mujer, Mabel Deu, De Antón se sentó en la mesa y comenzó una clase magistral acerca de los orígenes de los Cuerpos de Policía y su devenir histórico haciendo un especial hincapié en la conceptualización de los diferentes modelos policiales que han existido en España.
"El comienzo de la Policía española", consideró el doctor en Psicología, profesor numerario de Psicología Criminal en la Escuela General de Policía y director general de Seguridad entre 1997 y 1998 en nuestra ciudad, "sucedió en época de Carlos III, que es un maravilloso rey, el mejor alcalde de Madrid y que hizo una gran cantidad de cosas. En 1782, Carlos III dotó a la Policía de una Superintendencia General para Madrid y su rastro, un hito que es para mí la fecha fundacional, es decir que la policía tiene 238 años y es por tanto una de las más antiguas de Europa y del mundo".
En este sentido, De Antón añadió que Carlos III "tomó una sociedad sucia que manchabalas calles y lo primero que hizo fue empredrar el firmamento y alumbrar los viales para posteriormente y ya con la insalubridad controlada, crear una brigada callejera, la figura de celador de barrio y una milicia que velaba por los ciudadanos".
Este fenómeno, basándose en la terminología propia de la Criminología, el histórico policía, ceutí de nacimiento, lo calificó de "provocar una trama limpia y derribar una trama sucia, es decir, provocar que haya urbanidad y despejar los índices de criminalidad", detalló.
Asimismo, De Antón indicó acerca de la Policía que "se trata de una institución muy eficiente en el sentido de que con 60.000 hombres atiende a diario a una población de 45 millones. La proporción es significativa y la atención magnífica. Cualquier ciudadano que cometa un delito, incluso pudiendo hacerlo según sus planes y cumpliéndolos a la perfección, al final es detenido".
También De Antón valoró los retos inmediatos que ha de afrontar el Cuerpo, señalando que "combatir el tráfico de niños, de mujeres, de drogas, de armas, ir contra estas bandas debe ser una lucha constante y luego la Policía debe atajar los abusos que puedan surgir en el ciberespacio, en el mundo de los ordenadores, móviles y tecnología. Las redes sociales pueden ser dañinas en algunos casos y obliga a la Policía a estar en alerta máxima", concluyó De Antón, verdadero ejemplo de Policía y de persona.
 Compartir en facebook Compartir en meneame Compartir en twiter Compartir en Tuenti Compartir en google Compartir en yahoo
E-mail Imprimir PDF