jueves, 9 de junio de 2016

CAUSAS DE LA VIOLENCIA ESCOLAR SEGÚN JULIO DE ANTON

.-Entre las circunstancias que pueden gatillar  la incipiente violencia escolar, presente en los colegios e institutos de la villa de Madrid, destacan, de mayor a menor incidencia los que siguen;

4.1.-Ausencia o ineficacia de controles, por parte de los equipos directivos docentes y claustro de profesores,  de comportamientos tramposos, singularmente tres de los quince propuestos en la investigación:  ataques sexuales, actuaciones raciales y xenófobas , y las intimidaciones y extorsiones,  comportamientos criminógenos a los que se debería declarar tolerancia 0, medida que consideramos imprescindible, de inicio,  y a esperas de resultados, la más prudente, instrumentada aquella medida radical a efectos de  detenerla, y recluirla y no permitir que se revuelva y con el tiempo a su favor se  transforme en segundas, terceras  violencias, alimentando así un ciclo que se puede ir de las manos y descontrolarse.
4.2.-Ausencia o ineficacia en la gestión y tratamiento de medidas académicas y de seguridad, muchas veces no cumplimentando lo que el sentido común y la prudencia obligan, y otras,  haciendo lo que cualquier experto considera no aconsejable, p.e., confiar cualquier plan de mediación y negociación escolar en maestros y profesores, frente a la alternativa de situar al frente de estos programas a los alumnos.
4.3.-Ausencia de proyectos educativos en los centros escolares  que generen  estilos de vida  y que alimenten valores aceptados por la comunidad escolar y la sociedad , reflejados en la Constitución, donde reinen  el diálogo, la  participación, solidaridad, y el respeto activo de la diversidad , reflejados estos y demás  valores  consensuados en los reglamentos respectivos de los centros escolares.
4.4.-Inexistencia o deterioro de instalaciones estructurales, recursos y servicios, en su caso, suficientes para degradar la calidad de vida en las aulas y dependencias, de modo que sirvan para generar  climas degradantes, capaces de deteriorar las relaciones docentes y  de armonía en colegios e institutos.
4.5.-Deterioro del contorno escolar por ausencia de actuaciones preventivas sobre indicadores de inseguridad, como es el caso de trapicheo de drogas y estupefacientes, presencia de bandas y tribus juveniles urbanas, alta densidad de bares y tabernas, y exceso de basuras y escombros, muy próximas a colegios e institutos.