domingo, 16 de marzo de 2014

ANTISISTEMAS ESPAÑOLES UNIVERSITARIOS por Julio de Antón

¿SON ANTISTEMA LOS UNIVERSITARIOS ESPAÑOLES?
EL término antisistema según se indica en wilkipedia se aplica a aquellas persona o grupos con una ideología disconforme con el orden político y/o social establecido que mediante reivindicaciones o acciones tratan de cambiar. Se trata de un concepto complejo y controvertido en el que se incluyen desde movimientos antiglobalización radicales y violentos, hasta grupos que rechazan la violencia como los indignados o el movimiento 15 M.
Para intentar indagar la relevancia del fenómeno y hasta qué punto los universitarios conocen y se sienten identificados con estos movimientos, se ha realizado una encuesta a una muestra de 348 estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid cuyos principales resultados presentamos en este artículo.
1.      Conocimiento del tema. El 95.7% admite haber oído hablar de los antistema, fundamentalmente por televisión (60.6%), amigos y redes sociales (17.3%), prensa escrita (10.3%). 
2.       Identificación con los distintos movimientos. Se solicitó a los encuestados que indicasen el grado de afinidad a distintos movimientos del colectivo que agruparemos según su nivel de violencia en tres categorías.

a)      Indignados blancos. Reivindican un cambio del sistema democrático vigente con soluciones como “democracia directa”, rechazan la violencia de forma expresa, ocupan plazas y calles proponiendo actividades como reuniones, talleres.
 
El número de universitarios totalmente identificado (puntuación 7) es de un 32% que aumenta hasta superar el  52% si tomamos si incluimos a los sujetos muy identificados (puntuaciones 6 y 7).

b)      Indignados rosas. Más radicalizados, ocupan calles, plazas, edificios y viviendas. Según progrese la dinámica de sus actuaciones en la calle, alimentan resistencias, enfrentándose a las autoridades.

La identificación de los universitarios con estos movimientos es claramente inferior y disminuye a un 12.1% (puntuaciones 6 y 7) y solo un 7.2% admiten sentirse totalmente identificados. En el otro extremo un 76.5% indica total discrepancia y rechazo.

c)      Bloque Negro. Muy radicalizados, son de naturaleza violenta, expertos en guerrilla urbana, su vestimenta y color de referencia es el negro.

El rechazo de los universitarios es muy elevado alcanzando el 86.8% y solo un 3.4% que muestren identificación con estos movimientos. Acorde con estos resultado, en otra pregunta en el que se les preguntaba sobre las acciones del bloque negro un 84.2% de los universitarios se declaran en contra de las actuaciones del bloque negro que solo apoyaría un 5.3% de los universitarios.

3.      Grado de participación en las protestas. La mayoría de los universitarios afirma haber participado en alguna de las acciones promovidas por estos grupos, en concreto un  55%, frente a un 45% que no habría acudido ni promovido ningún tipo de acto.

De los que afirman haber participado, la mayoría lo hizo acudiendo a manifestaciones y concentraciones (89.5%) o difundiendo información a través de las redes sociales (35.1%), siendo inferior el número de universitarios que afirma haber asumido una implicación más activa como constituir asambleas (17.8%), acampar en espacios públicos (11.0%), apoyar a los acampados con recursos  (9.4%), apoyar a desahuciados (2.1%), ocupar inmuebles públicos o privados (2.6%) o actuar violentamente frente a instituciones bancaria, policía, etc (1.6%).

4.      Perfil ideológico. Para establecer el perfil ideológico de los universitarios en relación con los postulados de diferentes grupos antisistema, se preguntó por la valoración de 1 a 7 de los siguientes aspectos:

a)      Democracia proporcional. La mayoría (46.7%) de los universitarios consideran se declaran claramente a favor del sistema proporcional (puntuaciones 6 y 7 de la escala) frente al actual sistema de representación. Solo un 12.4% de los universitarios rechaza la democracia proporcional propuesta por los indignados blancos.
b)     La corrupción. Es ampliamente rechazada, un 88% de los universitarios encuestados la rechazan totalmente (puntuaciones uno y dos),
c)      Control de los políticos. Es un asunto algo controvertido que si bien aglutina una opinión favorable, lo considera un valor en sí mismo  el  46.2 % (puntuaciones 6 y 7), sin embargo un 29.5% lo rechaza (puntuaciones 1 y 2), quizá por considerarse ligado al sistema actual. 
d)      Monarquía. La mayoría de los universitarios no consideran que la monarquía sea valor a proteger (45.6%), frente a solo 15.7%  que si lo consideran. En cualquier caso, hay un 27.7% que se sitúan en posiciones intermedias más inclinados a considera que si es un valor a proteger.
e)      República. En consonancia con lo anterior un 33.6% se manifiestan proclives a la república, frente a 24.9% que la rechaza. Al igual que en el caso anterior un gran número de universitarios 27.8%  no parecen tener tomada una decisión al respecto.
f)       Anarquía. El 70.4% lo rechazan o valoran negativamente. Solo encuentra apoyo en un 5.8% de los encuestados.
g)      Espacio ideológico. La mayoría se consideran de centro (37.3%), siendo algo superior los de centro-izquierda (23.1%) que los de centro-derecha (11.5%). Respecto a los extremos, de izquierda se consideran un 23% frente a un 5 % de extrema derecha

5.      Propuestas y actuaciones de los indignados. Finalmente se pregunto por algunas de las propuestas y acciones de estos movimientos.
a)      Una ley de dación de pago para liberar a los hipotecados. El 82.7% estaría a favor, frente a solo un 17.3% en contra.
b)      Establecer un IVA progresivo por nivel de renta. El 79.3% está a favor, frente al 18.7% en contra
c)      Expropiación de viviendas desocupadas (más de 12 años). El 63.8% es favorable , frente al 32.5% que es contrario.
d)     Ocupación pacífica de plazas como medio de protesta. El 82.2% es favorable frente al 17.2% en contra.
e)      Ocupación violenta de plazas en señal de protesta. 9.8% a favor frente al  90% en contra
f)       Ocupación violenta y destrucción de mobiliario. 4.9% a favor frente al 95.1% en contra.

En resumen, con el objetivo de contestar a la pregunta inicial de si los universitarios madrileños en nuestro caso se consideran antisistema. Los resultados de la encuesta indican que efectivamente se sienten muy cerca de los movimientos de indignados blancos, 15M y otros movimientos etiquetados de antisistema que excluyen la violencia, movimiento con los que comparten una gran parte de sus propuestas como la democracia representativa, ley de dación de pago, establecer IVA progresivo. Sin embargo, los universitarios son mayoritariamente contrarios a las propuestas y acciones que promueven otros grupos más violentos como los que aquí hemos etiquetado de indignados rosas o bloque negro.