jueves, 5 de julio de 2007

Prevención de la violencia en la Universidad

Recientemente la prensa española se hizo eco de la matanza escolar , tras la masacre de la Universidad Politécnica de Virginia , dando pie a que un profesor de psiquiatría y psicología médica de la Universidad de Navarra , Jorge Pla, aventurara una causa eficiente de la violencia , expresando que hay “demasiada permisividad a todos los niveles”, saliendo al paso de esa indicación simplona varios gerentes de Universidades , entre otras, la Complutense de Madrid, Javier Sevillano; Autónoma de Madrid, Juan Antonio Cajigal; y la Universidad de la Rioja, Myriam Gutiérrez, manifestando , en conjunto , las siguientes sensaciones , percepciones ,pronósticos y actuaciones respecto de la seguridad en los ámbitos universitarios , a saber:

1º.- probabilidades escasas de que una masacre similar a la ocurrida en Virginia se dispare en las Universidades españolas y gatilladas por un “loco” o desajustado.

2º.- probables/muy probables, según territorios y circunstancias políticas de que un atentado terrorista se produzca en los recintos universitarios , basta remontarse al 18 de diciembre del 2000 cuando la catedrática de ciencia política , Edurne Uriarte , estuvo a punto de perder la vida en un ascensor en la universidad de periodismo del país vasco, donde ETA había colocado una bomba , felizmente desactivada por la policía; y el atentado siniestro que mato la vida al profesor Francisco Tomás Y Valiente , en la Universidad Autónoma de Madrid, 1996, generando con ello presencias masivas de escoltas en las aulas , cada vez más frecuentes y numerosas.

3º.-que los incidentes que puede afrontar la Universidad en contenidos de seguridad oscilan desde las manifestaciones de estudiantes, botellones multitudinarios, invasiones okupas en aulas , graffitis , pintadas amenazantes hasta actos violentos ejecutados por grupos neonazis , en su mayoría , skiners, que se ocupan en destrozar mobiliario y pertenencias, a la par de boicotear actuaciones académicas.

4º.- y por último, que las medidas/actuaciones/soluciones para afrontar cualquier incidente de inseguridad , de los ya descritos y otros que se sucedan pasan , según aquellos gerentes , por las intervenciones que siguen:

4.1.-declarar la no presencia/intervención de la policía en los recintos universitarios ,siguiendo una tradición enraizada en el franquismo , periodo de tiempo en el que era recurrente que los cuerpos y fuerzas de seguridad sólo podían entrar en la Universidad si así lo requería el Rector correspondiente , fundamentado este requerimiento en que la Universidad es “un espacio de libertad y de creación intelectual”, aunque matizan aquellos gerentes , que acorde con la Ley Orgánica de Protección de Seguridad Ciudadana, existe una comunicación directa de la Universidad con la policía y guardia civil

4.2.-apostar por la seguridad privada , contratando vigilantes ,ocupados preferentemente en la evitación y prevención de infracciones contra la propiedad y cuidado de zonas restringidas , añadiendo instalaciones de circuitos monitorizados de televisión y sensores de movimientos en puntos /zonas determinadas