lunes, 11 de junio de 2007

La Mano del OCTAEDRO

La acción de la novela se sitúa en Burgos y Barcelona, a principios del siglo XX, y narra el acontecer de un policía nacido en la Sierra de Quintanar que pretende ser honesto en su profesión y que logra con enormes dificultades el mando de la Brigada Criminal de Barcelona, ésta enfrentada a la Brigada Antianarquista, creada a instancias del Gobernador Civil y luego Ministro del Interior, Martínez Anido, éste muy apoyado en su actividad represora por la burguesía y jesuitas vascos, con intereses en la iglesia catalana. El protagonista, Salvador, antes de ocupar la Jefatura de la Brigada Criminal pasó por el Grupo de Escoltas que se creó para custodiar y escoltar a S.M. Alfonso XIII, con ocasión de su visita a Barcelona, luego, será destinado al Grupo de Estafas, y sucesivamente, en Fronteras y Barrio Chino de Barcelona, acabando como Jefe de Grupo de Homicidios, previo a la designación de la citada Jefatura de Brigada. La tensión de la novela radica en la oposición de actitudes e intereses de Salvador y otros policías, encontrados con advertencias de muertes silenciosas en los tiempo transcurridos en el Grupo de Estafas, y singularmente con uno de ellos, el policía Doval, que hará una carrera sucia, prestándose a los más bastardos intereses, movido por el afán de obtener dinero y conseguir poder, y por esa vía lograr la Jefatura de la Brigada antianarquista, donde traficará con cadáveres, interviniendo sobre el espionaje alemán y francés, instalados en aquellos tiempos en Barcelona. La novela dice de cosas y personas que ocurren y existen dentro y fuera de la Institución policial, y en referencia a la Policía, describe sus miserias y grandezas, no perdiendo la novela su carácter intimista, volviendo Salvador, una y otra vez a la Sierra de la Demanda, Burgos, donde están sus valores raíces.